h1

Querencia (Fábula sin moraleja IV)

26 enero, 2016

llanoFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

La ciudad amaba sus tonadas con aroma a hierba, mugidos vacunos y áureos amaneceres.

Compromisos artísticos alejáronle del llano durante años.

Volvió retomando inspiración. Aborreció el calor, los mosquitos, la miseria disfrazada de sencillez.

Nuevas composiciones lo consolidaron como Embajador campesino, simulando su consumada traición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: