Posts Tagged ‘infierno’

h1

Martirio (Fábula sin moraleja V)

30 septiembre, 2016

mujer-entre-hombresFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

Soñando, llegó al infierno.

Hordas masculinas, a imagen y semejanza de su deseo, procurábanla.

“Es el Paraíso”, Aclaró. “Compruébalo”, susurró una escalofriante voz.

Palpóse; habíase virginizado. Aterrada, introdujo un índice; su interioridad sorbióle el antebrazo hasta el codo.

Sobresaltada, despertó mojada por fuera y por dentro.

 

Anuncios
h1

Opinión pública

28 enero, 2015

entrando al cieloFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

–¿Pretendes entrar, habiéndote suicidado?- dijo Dios al recién ascendido.

–Morí en un naufragio- argumentó.

–Decidiste ahogarte, sabiendo nadar… todo veo, recuerda.

–Para todos fue un accidente. Fui velado en funeral cristiano…

Entró. “Puedo desmentirte… tengo toda la eternidad para hacerlo”, aclaró el Altísimo.

El favorecido sonrió de soslayo.

h1

Preludio

19 junio, 2014
"Descálzate", le dijo la dama, dulcemente...

“Descálzate”, le dijo la dama, dulcemente…

Francisco Machalskys

Twitter: @CuentoExpress

Manejaba. No podía más.

Borracho de sueño vio un poblado. Decidió pernoctar.

Un arco de entrada. Casas de época. Como esa dama vestida a lo Pippi-Calzas-Largas.

–¿Algún hotel…?- Preguntó.

–Descálzese- indicó la dama, dulcemente.

–¿Estoy muerto?- preguntó, inquietado.

–Ahora es que su vida empieza- díjole, guiándole por las callejuelas.

 

Homenaje a la película El gran pez (2003)

h1

Penitencia

29 septiembre, 2010
 

El Infierno de El Bosco

Tratando de vivir en "santidad", conoció el infierno en vida...

Francisco Machalskys

franmacha@hotmail.com

No cometería más eso que llamaba pecado.

Cambió de amigos, se mudó. Frente al espejo se decía “nunca más”.

El deseo parecía multiplicarse en la calle, el trabajo, en internet.

Volvióse a su pueblo, se casó, tuvo hijos.

Procurándose santidad, sólo consiguió conocer el infierno en vida.

h1

Agenda

6 septiembre, 2010
 

...visitaba el mausoleo para acostumbrarse a su eterna morada...

Francisco Machalskys

franmacha@hotmail.com

Erigió un mausoleo de ensueño.

Empezó a visitarlo. Quería acostumbrarse al sitio donde reposaría al morir.

Un día se sorprendió llorando. Le entristecía que sólo él se visitara.

Sueños inconclusos, asuntos pendientes poblaron su pensamiento.

Los completó.

Cuando creía haber culminado, regresaba.

Sorpresivamente, un nuevo asunto surgía.

Siempre.