Posts Tagged ‘suicidio’

h1

Transhumante (Fábula sin moraleja VIII)

29 mayo, 2017

Francisco Machalskys

@CuentoExpress

Recorría el mundo sola, con apenas un abrigo de fibra polar, pasaporte y credit card por equipaje.

Suicidóse en aquella posada tibetana.

“Triste viajar sin tener a quién narrar tu aventura”, ponía la nota que dejó

“Otra vanidosa criatura de Occidente”, comentó el casero.

h1

Acto político

31 enero, 2017

suicidioFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

El cuerpo presentaba un tiro autoinflingido.

“Este es un acto de soberanía personal, de ejecución suprema al Derecho a la Vida. Aprovechando además para acabar con una existencia sin sentido, de sólo comer, defecar y satisfacer necesidades irrelevantes. Quien esto lea, debería proceder similarmente”, rezaba la nota suicida.

En memoria de Wendy O. Williams

h1

Intento de suicidio

13 diciembre, 2016

suicidioFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

…tantos huesos rotos para tan poca muerte.

h1

Opinión pública

28 enero, 2015

entrando al cieloFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

–¿Pretendes entrar, habiéndote suicidado?- dijo Dios al recién ascendido.

–Morí en un naufragio- argumentó.

–Decidiste ahogarte, sabiendo nadar… todo veo, recuerda.

–Para todos fue un accidente. Fui velado en funeral cristiano…

Entró. “Puedo desmentirte… tengo toda la eternidad para hacerlo”, aclaró el Altísimo.

El favorecido sonrió de soslayo.

h1

Medida

22 septiembre, 2011
foto de Arko Datta de mujer llorando tras perder familia en el Tsunami

"No me dejes", suplicó la joven a su amiga suicida...

Francisco Machalskys

Twitter: @CuentoExpress

–Óyeme- advirtió la atribulada joven a la amiga en la camilla, yaciente tras ingerir un puñado de somníferos- si intentas matarte otra vez, y lo logras… no te hablo más nunca.

La suicida esbozó una sonrisa, devenida en agónica carcajada. Su amiga se le abalanzó; juntas lloraron, rieron… lloraron.

h1

Toma la ruta (será diferente)

20 septiembre, 2010

Cascada en el acantilado

Ella veía un precipio; pero, en sus sueños, él vio una cascada...

Francisco Machalskys

franmacha@hotmail.com

–Era aquí- dijo incrédulo, señalando el precipicio- podría jurarlo.

–Subimos este cerro regularmente- espetó fastidiada- sabemos que no hay ninguna cascada.

–Existe- aseguró- y voy a encontrarla.

………………………………………………………………………………………………

Antes de despertar volvió a verla. Ahí.

……………………………………………………………………………………………….

Subió solo.

Siguió decidido la ruta de su sueño.