Posts Tagged ‘vida’

h1

Interrogante

2 diciembre, 2016

interroganteFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

“Nací, crecí y morí. ¿¡Qué más quieres de mí, Dios!?”, clamó el hombre a la oscuridad que lo envolvía.

No hubo respuesta. Al menos audible.

Anuncios
h1

Déjà vu IV

21 septiembre, 2016

pesadillaFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

Sus más temidas pesadillas tomaron por asalto el curso de su vida, como detalladamente –con conciencia o sin ella, para colmo- había proyectado.

h1

Fábula (sin moraleja)

13 agosto, 2015

moscas en botellaFrancisco Machalskys

@CuentoExpress

Unas moscas deleitábanse dentro de una bolsa con miel.

Otras moscas veían desde fuera.

–¿Y si se cierra?… -preguntó una de las revoloteadoras.

Ocurrió, efectivamente.

“Vuelen a su libertad de mierda; al cacumen o al basurero”, dijo una de las atrapadas, con despecho, “mañana morirán; igual nosotras”…

h1

Luto

8 julio, 2013
Cuando vi a mamá llorar caí en cuenta...

Cuando vi a mamá llorar caí en cuenta…

Francisco Machalskys

Twitter: @CuentoExpress

Papá murió hace cuatro días

Hace dos preparamos su funeral, y lo cremamos, cual fuere su última voluntad.

Pero hoy, cuando en casa mamá dejó escapar un lamento frágil, continuo y desgarrador, como nunca escuché musitar a una mujer valerosa como ella, caí en cuenta que se había ido.

h1

Vista (pero no windows)

22 abril, 2011
la tierra desde el espacio

"Veo mi hogar, pero no veo país alguno", dijo la astronauta...

Francisco Machalskys

Twitter: @CuentoExpress

Asomóse a la ventanilla, y la vio: una neblinosa bola azul chispeada de fragmentos marrones.

–Es bellísima- musitó la astronauta por el intercomunicador.

–¿Ves nuestro país?- preguntó su madre, presente en la base.

– No veo ningún país; sólo mi hogar – balbuceó antes de romper a llorar.

h1

Declaración

6 junio, 2010

...te aferraste a mí cuando recién nacido te cargué

Francisco Machalskys

franmacha@gmail.com

El hombre confesó al hijo:

–No tienes mi sangre, pero te aferraste a mí cuando recién nacido te cargué. Aunque nos parezcamos sólo en el respirar, ¿me aceptas como papá?

Éste le vio a los ojos.

Sorbiendo su chupón lo abrazó. Luego le señaló la pelota para seguir jugando.

h1

Fuerza interior

29 mayo, 2010

...dejó salir el árbol que latía en ella

Francisco Machalskys

franmacha@gmail.com

Hallé una semilla.

 La conservé como adorno. Atraía su redondez, su pulimento, su impasible dureza.

 Salí de viaje. La ventana quedó abierta. La lluvia mojó la semilla. Regresé; la encontré herida de vida, mostrando una verde sonrisa.

 Al sembrarla, dejó salir el árbol que latía en ella.